viernes, 3 de julio de 2015

1914 Muere la Marquesa, el vapor Arucas, la desgravación del azúcar y la crisis por la Gran Guerra

El primer día del año se celebra la sesión inaugural del ayuntamiento en la que toman posesión los concejales proclamados  en las últimas elecciones celebradas el año anterior. En la misma resulta nuevamente elegido alcalde Antonio Codorniú Rodríguez, y tenientes de alcalde Vicente Castellano Lorenzo, José Juan Mejías Fernández y Demetrio Granado Marrero, primero, segundo y tercero respectivamente. Los restantes concejales son Blas Castellano Lorenzo, Julián Caubín García, Constanzo Fuentes González, Juan Marrero Marrero, Francisco Marrero Yanes, Pedro Pérez Pérez, Daniel Pérez Suárez, Juan Ponce Castellano, Antonio Rodríguez Uribe, Basilio Suárez Ojeda, e Isidro Suárez Rodríguez. 

Los diez mayores contribuyentes ordenados por el volumen de su cuota fiscal son Ramón Madan Uriondo, Ricardo Suárez Guerra, Manuel del Toro González, Domingo Suárez Guerra, Sixto Henríquez Marrero, Pedro Hernández Pérez, Francisco García Bolaños, Joaquín Blanco Sapena, Francisco Pérez Marrero, y José Suárez Suárez.

El 6 de enero visitaba Arucas el Gobernador Civil y el Conde de la Casa-Segovia, Gonzalo Segovia y Ardizone, invitados por el diputado provincial Graciliano Fernández Madan, quienes fueron recibidos por el ayuntamiento y la banda de música, almorzando en la casa de los Marqueses de Arucas en Las Hoyas. Cinco días después, el domingo día 11 fallecía inesperadamente en Madrid Mª del Rosario Fernández del Campo, Marquesa de Arucas, dándose a conocer días después algunos de los legados testamentarios que había dispuesto y que ascendían a 100.000 duros.

Destacar entre ellos 100.000 pesetas para las obras del nuevo templo de Arucas, y otros de menor importe al Hospital de San Martín y al de San Lázaro de Las Palmas. No se olvidó de sus arrendatarios de Arucas, pues dispuso que se les cobrara tan sólo la mitad de la renta que satisfacían durante un año. Instituyó heredero universal a su esposo Ramón Mandan Uriarte.

El ayuntamiento en su sesión del día 16 adoptó el acuerdo de «Hacer constar en acta el sentimiento de la Corporación por el fallecimiento de la Excma. Sra. Dª Rosario González de Madan, Marquesa de Arucas, y que una comisión del Ayuntamiento le represente en el cortejo fúnebre que se organice el dia que los restos mortales de la finada sean desembarcados en el Puerto de la Luz y conducidos a esta ciudad para recibir cristiana sepultura en el Panteón de la familia».

La llegada del cadáver de la finada en la mañana del día 28 de enero al puerto del refugio de Santa Catalina, en el vapor Martin Saenz, procedente de Cádiz, y al que acompañaban  el Marqués de Arucas y su sobrino, el Diputado provincial Graciliano Fernández Madan, se convirtió en un acto social de relieve, en el que estuvieron presentes «Alcalde Las Palmas, D. Agustín Bravo, D. Tomás de Zarate, D. Juan Melian Alvarado, D. Francisco Gourié, don Manuel Martínez de la Vega, D. Francisco Bethencourt de Armas, D. Felipe Massieu de la Rocha, presidente de la Audiencia, Marqués de Guisla, D.  Domingo Rivero, D. Orencio Hernández, D. Dionisio Ponce, D. Antonio Castillo, representaciones de Arucas y de varios pueblos», que dio lugar al cortejo de un coche fúnebre tirado por seis caballos, acompañado de cuarenta carruajes y automóviles hasta su llegada a Las Hoyas. Su entierro en el Panteón del Cementerio de Arucas tuvo lugar el domingo 1 de febrero, después de realizados los responsos en la nueva iglesia, cuyas bóvedas ya empezaban a cerrarse. Días después el Marqués de Arucas remite una carta al alcalde en la que «da las gracias a este Ayuntamiento por los acuerdos tomados por el mismo con motivo del fallecimiento de su esposa».

La situación económica del ayuntamiento no había mejorado, no asumiéndose grandes inversiones públicas, y, concentrando sus pocos recursos en pequeñas y urgentes reparaciones de bajo coste en calles y caminos del municipio. Recogemos como muestra las realizadas en varios meses, cuyo importe en muchos casos no supera el centenar de pesetas: camino del Cardonal por 77 pesetas, camino del  Portichuelo por 20, camino vecinal del Trapiche por 147,50, la calle Principal (SIC) por 27, la calle León y Castillo por 38'20, el camino de la Hoya de San Juan por Los Castillejos por 81,50, el camino de la Cruz por 14. Algún problema grave debió haber por las lluvias caídas en la calle de la Fe junto al colegio de las Monjas, donde las obras de reparación ascendieron a 583,21 pesetas, como ocurriera con el camino de Las Cuevecillas, del Cerrillo a la carretera de Bañaderos, cuya reparación ascendió a 184 pesetas.

En el mes de febrero, cuando se iniciaba el debate sobre el Impuesto del 1% a la Importación y Exportación que el Cabildo de Gran Canaria quería establecer para contribuir al sostenimiento de su hacienda, reaparece nuevamente el proteccionista Impuesto sobre el Azúcar que los azucareros habían alcanzado para proteger el cultivo local de la caña según decían. Pero la opinión generalizada era que este impuesto terminaba por beneficiar exclusivamente a los azucareros.

Se decía en estos tiempos  que «el principal argumento que emplean los azucareros para mantener la pretensión de que continúe pesando sobre esta provincia la tarifa prohibitiva que los ha enriquecido, es la supuesta necesidad de proteger el cultivo de la caña en beneficio de la agricultura; aunque ello lesione intereses tan respetables como los del comercio y atenta a la salud de los individuos, obligándolos a reducir el consumo de un alimento muy reparador».

La realidad era muy distinta dado que «a consecuencia del impuesto, se vende el azúcar al detalle a un precio que no baja de 60 céntimos la libra, con una ganancia de 10 céntimos, pues al comerciante le cuesta dicha unidad 50 céntimos, mientras que, habiendo de costarle el extranjero puesto en plaza, sin derechos, a 17 céntimos la libra, podría venderlo a la mitad del precio corriente, o sea a 30 céntimos, con una ganancia de 13 céntimos en libra. Por lo tanto el comerciante detallista, que es precisamente el que sufre en todo su rigor el mal del impuesto, pues está a merced de los acaparadores, tendría con la supresión de aquel, dos nuevos factores de ganancia: el aumento de ésta en cada unidad vendida y la mayor venta en razón al aumento del consumo, consiguiente a la reducción a la mitad del precio del artículo».

Y el principal argumento por que se pedía su supresión, fue el falso argumento dado por los azucareros que beneficiaba el cultivo del azúcar, pues la realidad de su aplicación no había mejorado las míseras condiciones de vida del agricultor.

«Ya hemos visto que la decadencia del cultivo de la caña ha hecho que algunos fabricantes de azúcar, dueños a la vez de tierras aptas para dicho plantío, impongan a los arrendatarios la obligación de plantarlas de caña y pagarles la renta en caña, a razón de 300 quintales por fanegada; lo que hace que, calculando en unos 800 quintales la producción por fanegada (lo que se deduce de datos suministrados por el Sr. Gourié, copropietario de la fábrica de San Pedro, de Arucas) y teniendo en cuenta los gastos del cultivo, obtenga el labriego un mísero jornal de 1,25 pesetas, ¡donde un simple peón gana doble cantidad!

Además, en algunas localidades se da el caso de exigírsele al arrendatario que venda la caña al dueño de la tierra con un descuento de 25 céntimos sobre el precio corriente del Quintal».

En las elecciones a diputados a Cortes celebradas el domingo 8 de marzo, los “leoninos” en una típica habilidad de las acostumbradas por Fernando de León y Castillo, apoyaron además de a sus dos candidatos, a la candidatura del novelista Benito Pérez Galdós. En Arucas se dieron los resultados deseados para los tres candidatos apoyados, siguiendo las directrices marcadas por el partido, mientras que en otros muchos municipios de la isla los “leoninos” no votaron a Galdós. En el escrutinio aruquense los candidatos “leoninos” obtuvieron los siguientes votos: Baldomero Argente del Castillo, 1.317; y Leopoldo Matos Massieu, 1.318. Benito Pérez Galdós, 1.317 y José Franchy Roca, 60.

La diferencia de votos obtenidos en muchos municipios de la isla por Galdós, a 3.369 de Argente y a 2.127 de Matos, se entendió como gesto de desobediencia y  crítica hacia el decadente líder Fernando León y Castillo, sentir que contrastaba con la obediencia que en Arucas se le tributó en función de la lectura de los votos obtenidos.

El asunto de la potabilidad del agua de Pinillos, por la que había intervenido el Delegado del Gobierno en el año anterior requiriendo al alcalde Antonio Codorniú Rodríguez, seguía alarmando a los vecinos de Santidad, que no dudaron nuevamente en denunciar públicamente, no sólo el abandono del alcalde, sino además su defensa de que el agua era potable.

Cantonera de Pinillos (Fedac)
La masiva visita de los vecinos a la redacción del periódico “La Provincia”, motivaría un duro editorial en su edición del martes 10 de marzo.

«Abandonando sus quehaceres, significando para algunos un sacrificio el gasto que les supone, vinieron a Las Palmas en demanda de Justicia. Desde hace tiempo están protestando del abandono inconcebible en que se les tiene por parte de la autoridad municipal de Arucas, sin que nadie escuche sus justas quejas. La única agua de que disponen para beber y para sus necesidades domésticas, discurre por el cauce de la Heredad del Pinillo, de la cual son propietarios la mayoría de los vecinos de dicho barrio.

Ademas de ellos existen otros dos o tres propietarios que no viven en dicho barrio y que incorporan a dichas aguas, otras tomados en un embalse, en donde se lavan ropas de enfermos, beben o se bañan bestias y suman en fin, todas las malas cualidades de las estancadas, obligando a los vecinos de la Santidad morirse de sed, o a beber una especie de líquido cenagoso perjudicial a la salud.

Hemos visto una botella de dicha agua, que traían como muestra los comisionados y nos ha causado horror pensar que criaturas humanas tengan que mitigar su sed bebiendola, mejor dicho mascándola. A la vista y al olfato produce verdadera repugnancia, pudiéndose apreciar fácilmente que es agua sucia, no de barro sino de fregadero. Pero lo más grave de todo, es que el Sábado último, los perjudicados, presididos por el Alcalde de su barrio, fueron a protestar ante el Alcalde de Arucas, autoridad obligada a velar por la higiene en la población y por la vida de sus administrados y admiren los lectores la contestación del Sr. Codorniu.

“¡QUE EL AGUA, DE QUE PROTESTAN, NO CONTIENE MATERIAS BACTERIOLOGICAS, PERJUDICIALES A LA SALUD! Y SOBRE TODO QUE NO HUBIESEN EDIFICADO EN UN BARRIO TAN APARTADO DE LA POBLACIÓN, QUE EL NO PUEDE DARLES OTRAS NI TIENE AUTORIDAD PARA IMPEDIR QUE ECHEN EN EL CAUCE AGUAS CONTAGIOSAS!”

Esta, según nos han manifestado, nuestros visitantes ha sido la respuesta que a sus quejas ha dado el Alcalde de Arúcas y al cual han denunciado y han hecho perfectamente, a la autoridad Gubernativa. Sabemos que el Delegado interino ha telegrafiado al Sr. Codorniu, comunicándole para que adopte enérgicas medidas, en evitación las responsabilidades a que la denuncia pueda dar lugar.

Esto nos parece bien, pero no bastante. Ante un caso tan grave como el que denunciamos, el representante del Gobierno en esta Isla, está en el deber de comprobar de “visu propio” el hecho que se denuncia y ponerle por sí urgente remedio. Esto es lo que seguramente habría hecho ya el Delegado propietario Sr. Luengo de encontrarse en Las Palmas.

Tengan presente que la excitación en aquel vecindario es grande y que puede darse lugar a alteraciones de orden público y a sucesos desagradables, de no ponerse coto al mal, a tiempo. Sin perjuicio de seguir ocupándonos de este asunto, hacemos punto final por hoy, esperando que se solucione el conflicto a la brevedad posible».

Por este tiempo, Manuel González Martín, como Presidente de la Comunidad de regantes de la Heredad del Pinillo, había presentado instancia y proyecto pidiendo autorización para alumbrar aguas subálveas en los barranquillos del Naranjo y Santa María, en los términos de Arucas y Teror.

A consecuencia de una rápida enfermedad, el 29 de marzo fallecía el abogado Secretario de la corporación municipal Pedro González Suárez, sustituyéndole interinamente  Francisco García Bolaños.

Era conocido que el proyecto de alumbrado público de Arucas avanzaba a partir de la generación de energía con un motor, y para algunos entendidos sorprendía no se aprovechara la fuerza hidráulica de las acequias de la Heredad de Aguas, viejo proyecto que en algún momento se debatió pues era sabido que movía muchos molinos harineros en su recorrido.

«En esta isla, saltos de agua muy potentes continúan hoy, como desde tiempo inmemorial, despeñándose por entre las rocas, sin que el espíritu innovador y progresista del hombre inteligente se haya preocupado de aprisionar la fuerza que malgastan, para convertirla en manantial fecundo de riqueza. Por estas cosas y otras por el estilo puede decirse, tal vez con razón, que la ley de inercia, tan aplicable al mundo moral como al mundo físico, rige mas intensamente en esta tierra, por efecto, acaso, de sus enervadoras condiciones climatológicas, universalmente celebradas.

El salto de agua de la Heredad de Arucas, con un caudal mínimo de ochenta litros por segundo, en los malos inviernos, precipitándose de Firgas a Arucas, desde una altura de doscientos veinte metros, produciría una energía aprovechable de cerca de doscientos caballos, con solo los gastos de instalación de la central hidroeléctrica y del personal encargado, sin perjuicios de ninguna clase para el riego de las tierras, puesto que nada le ocurriría al agua por el mero hecho de circular en el interior de las turbinas.

(…) Así, pues, explotando este salto y los demás que pueda haber, tenemos los medios de llevar energía en cantidad abundante a donde sea preciso, para emplearla en la industria eléctrica y como fuerza motriz, separada o conjuntamente. Por lo pronto, base para utilizar esta fuerza existe. En Arucas mismo se está haciendo la instalación del alumbrado eléctrico con las máquinas viejas de aquí, no sabemos en que condiciones aunque algo se oye decir».

El agua de Pinillo no era el único asunto que tenía sin resolver el alcalde Antonio Codorniú Rodríguez y por el que había sido requerido por el Delegado del Gobierno. También seguía latente el problema de la falta de local para las escuelas de barrios. Terminaba el mes de abril y de nuevo salía a la palestra el tema.

«El Sr. Luengo, después de varias conferencias con el Alcalde de Arucas y numerosas comisiones de los pagos de Santidad y Montaña Cardones, sobre el abastecimiento del agua del Pinillo para los referidos pagos, no ha descansado en su gestión hasta conseguir viniesen ambas partes á un satisfactorio acuerdo.

Habiéndole interesado dicho vecindario que se encontraban sin Iglesia y sin escuela, el Sr. Delegado ha prometido tener en cuenta lo primero, y en cuanto á lo de las escuelas, ha ordenado al Alcalde de Arucas que forme el oportuno expediente el que está ya en tramitación, teniendo ya el local para su instalación».

En mayo, un año más, el barrio del Trapiche orgullosos de la ermita que entre todos los vecinos habían construido, organizaban con esplendor sus fiestas en honor a san José de la Montaña, e incluían en el programa los habituales entretenimientos festivos para los vecinos.

«En el barrio del Trapiche jurisdicción de Arúcas, se celebrarán en los días dos y tres del próximo Mayo, solemnes Fiestas en honor del Patriarca San José, con arreglo al siguiente programa.

DÍA DOS.- A las doce se dará principio á estas fiestas con repique de campanas, cohetes voladores, y varios globos aereostáticos. Por la noche al toque de oraciones habrá ejercicios piadosos en la iglesia y sermón á cargo del Sr. Capellán del barrio. Terminados estos actos habrá paseo en la plaza y fuegos artificiales, donde tocará varias y escojidas piezas la banda de música.

DÍA TRES.- Desde las primeras horas de la mañana habrá misas rezadas; a las 10, solemne función religiosa á toda orquesta, estando el sermón á cargo del elocuente orador sagrado D. José Pérez Soriano, Capellán de Infantería. Terminada la función saldrá el santo en procesión acompañado de la banda de música. A las 4 paseo con música por la banda infantil y carreras de cintas de bicicletas dándose termino á estas festividades con la rifa de un hermoso arco adornado con frutas y dulces. En el mismo día, habrá también gran feria de ganado, donde el público podrá ver y apreciar varios y hermosos ejemplares de animales que se presentarán á la venta».

Las fiestas fueron muy lucidas, mereciendo muchas felicitaciones la entusiasta comisión organizadora que tanto empeño puso en el éxito logrado, siendo muy aplaudida la banda infantil de Las Palmas y sus músicos en “miniatura” muy agasajados por el vecindario.

También los barrios de El Cerrillo y La Goleta celebraban en los primeros días de este mes de mayo las tradicionales fiestas del Señor de la Salud, reminiscencias de aquellas que celebraban el 3 de mayo, Día de la Cruz, que aún seguía siendo el arte efímero que adornaba las fachadas de las casas donde los vecinos competían porque la suya destacara entre todas. Coincidiendo con la celebración de los festejos se hizo una prueba del alumbrado público.

«Los vecinos de los barrios de Cerrillo y Goleta, celebran este año la fiesta del Señor de la Salud con el mayor explendor posible según se nota por los preparativos que se están haciendo. Hay mucha animación tanto entre la Comisión de festejos como entre los vecinos. He aquí el programa de los festejos de los días 8, 9, 10 y 11 de Mayo.

El viernes 8 de Mayo á las 6 de la mañana empezará á adornarse un trayecto de la calle del Cerrillo y plaza del Calvario, en las que lucirán veinte vistosos y artísticos arcos, bien engalanados con ramas, banderas y escudos.

DÍA 9.- A las 7 de la mañana se continuará las enramadas como el año anterior; á las 12 repique de campanas, quemándose cohetes voladores. A las oraciones, hora en que lucirá una expléndida iluminación, en la calle y plaza habrá repique de campanas y se quemarán millares de voladores, recorriendo la banda de música las calles de los barrios. A las 8 rosario cantado y sermón por un P. Franciscano; terminados los actos religiosos se quemarán varios y vistosos fuegos por uno de los mejores pirotécnicos de Arucas y habrá paseos y música amenizado por la banda municipal.

DÍA 10.- A las 10 de la mañana función religiosa y sermón por el mismo orador sagrado; en la misa tocará la orquesta “Euterpe” con voces de la misma, que con tanto acierto dirije el maestro D. Rodolfo Martin. A las 12 saldrá la imagen del señor en procesión, recorriendo las calles del año anterior, tanto del Cerrillo como de la Goleta. A las dos carreras de cintas á caballos, adjudicándose un premio de 50 pesetas al ginete que saque la cinta marcada con el número 10, las que serán examinadas por una comisión de señoritas quienes entregarán las cintas y el premio; las cintas serán pintadas por varias señoritas de esta localidad. En esta semana serán expuestas al público, las de las carreras de caballo en el escaparate del establecimiento de D. Juan Blanco, y las de bicicletas en el de D. Manuel Acosta. A las 4 el muy antiguo juego del gallo. Estos actos serán amenizados por la misma banda. A las 8 de la noche recorrerán las calles de los barrios con música, una cabalgata á caballo y bicicletas, organizada por la juventud. A las 9 gran iluminación en la calle, paseo, música y fuegos artificiales y cinematógrafo al aire libre.

DÍA 11.- A las 8 de la mañana misa en la Ermita del Calvario. A las tres carreras de bicicletas y música en la calle, y por la noche baile en una de las casas del Barrio. Si hay tiempo se realizarán otros números que serán más divertidos».

La orquesta “Euterpe” dirigida por Rodolfo Martín Rodríguez Barbosa tenía el apoyo del ayuntamiento, recibiendo una ayuda de 300 pesetas en este tiempo.

Habiéndose aprobado por el Cabildo de Gran Canaria, el lunes 11 de mayo se inició la recaudación del controvertido y debatido Arbitrio del uno por ciento sobre la importación y exportación.

Ya a mediados de mes, llegaban las fiestas de Montaña Cardones en honor de san Isidro, cuyo programa acreditaba la noble y saludable competencia que entre los distintos barrios estaba comportando la celebración de los festejos de sus patronos, que en este caso las hacían coincidir con un fin de semana.

«Programa de los festejos que en honor de San isidro se celebraran en Montaña Cardones los días 16, 17 y 18 del presente mes.

DIA 16.- A las 12 del día, terminado el arreglo de calles, recorrerán una banda da gigantes y cabezudos alegrando al público con sus tradicionales danzas; a la misma hora repique de campanas, traca general y elevación de globos aerostático. A las 8 después del toque de oraciones, ejercicios piadosos y sermón en la hermita del santo, estando la plática a cargo del capellán de este pueblo D. José Déniz. Terminados estos actos tendrá lugar una magnífica iluminación a la veneciana en la plaza pública donde se quemarán multitud de fuegos artificiales por acreditados pirotécnicos de esta isla.

DIA 17.- A las 6 y media, diana y gigantes y cabezudos. A las 10 gran función  Religiosa estando el panegírico del Santo a cargo del muy Ilustre. Sr. Lectoral de la Santa Iglesia Catedral Basílica de Las Palmas Dr. D. José Feo y Ramos. A las 12 saldrá en procesión la hermosa imagen de San Isidro recorriendo las calles de costumbre. A las 4 paseo en la plaza de la Iglesia, terminado esto se rifará un valioso arco compuesto de frutas y dulces. A las 9 da la noche paseo en la plaza pública. Durante todo esta día desde las primeras horas de la mañana tendra lugar una importante exposición y feria de ganados en los alrededores de la Iglesia prometiendo estar muy interesante por figurar en ella las reses de los principales labradores de Arucas.

DIA 18.- A las 3 de la tarde carreras de cinta en caballos cuyos premios serán bordados por Srtas. de la localidad. Para la terminación de la fiesta se han concertado la carrera de dos afamados caballos, desde el Mesón a la salida de la carretera, habiendo para el vencedor un magnífico premio. Todos los actos seran amenizados por la banda de música municipal de Arucas que dirige D. Bruno Pérez».

El 21 de mayo “La Gaceta” publica una resolución del Ministerio de Gracia y Justicia «autorizando a Don Ramón Madan y Uriondo, Marqués da Arucas, para designar el sobrino que ha de sucederle en dicho título nobiliario en el caso de que el actual poseedor fallezca sin sucesión legítima directa».
 
Los Exploradores de España (Fedac)
A primeros de junio se desplazó a Arucas el Comité Provincial de los Exploradores de España «entrevistándose con las autoridades y personas más influyentes cerca de quienes fueron á hacer gestiones para la organización en la citada ciudad de un comité local de tan patriótica institución. Las mencionadas autoridades acogieron la idea con verdadero entusiasmo y designando al Sr Codorniú alcalde de la vecina ciudad, para que presida el aludido comité (…) ofreció al señor Codorniú llevar á aquella ciudad á los Exploradores de Las Palmas el último domingo del corriente mes y dar una conferencia pública sobre lo que la patria puede esperar de tan admirable institución, y se hagan allí diversos ejercicios de escultismo. El viaje lo harán los explorados en carros con objeto de no fatigar á los jóvenes scauts …».

El Grupo de Exploradores fue organizado en Las Palmas por Manuel Ferrer Valdivieso, casado con una hija de Rosario Gourié Marrero, y por este tiempo había nombrado socios perpetuos de la institución al Marqués de Arucas y a Francisco Gourié Marrero.

Tras el fracasado intento que había tenido el ayuntamiento en el año anterior para la organización de las fiestas patronales, las cuales se limitaron a los actos religiosos como consecuencia del “desmadre” presupuestario que había tenido la municipalidad y su falta de organización, este año quisieron dar la nota, reorganizando la comisión de festejos y aprobando un importante presupuesto de 1.410,73 pesetas, con la clara pretensión de distanciarse de las buenas fiestas que venían organizando los barrios y que afeaban al ayuntamiento, aunque se limitaron también a su celebración en tres días.

«Programa de los festejos que en los días 23, 24 y 25 del actual se celebrarán en la Ciudad de Arucas en honor de su patrono San Juan Bautista.

DIA 23.- A las ocho de la noche, función de fuegos artificiales y paseo con música en la plaza de San Juan la cual así como las calles adyacentes se encontrarán alumbradas eléctricamente.
 
Motor Tangyre
DIA 24.- Durante la mañana se celebrará en el sitio de costumbre la renombrada feria de ganados que se espera estará este año muy concurrida; en ella se adjudicarán premios a los expositores que presenten mejores ejemplares a juicio de un jurado formado al efecto. A las nueve de la mañana función religiosa con asistencia del Muy Ilustre Ayuntamiento y autoridades civiles y militares. El panegírico estará a cargo del elocuente orador sagrado D. José Pérez Soriano, capellán del Regimiento de Infantería de Las Palmas. Terminada esta saldrá en procesión la imagen del Sanco patrono que recorrerá las calles acostumbradas. A las cuatro de la tarde, batalla de serpentinas en el trayecto formado por las calles de León y Castillo, Canónigos y Gourié. A las 5 paseo con música en la plaza de San Juan. Por la noche, bailes en la “Sociedad de Trabajadores” y “Círculo Agrícola Comercial”.

DIA 25.- Durante la mañana el Ilustrísimo Sr. Obispo de la Diócesis administrará el Sacramento de la Confirmación a los niños de esta parroquia en el templo en construcción. A las 3 de la tarde carreras, de cinta en bicicleta en las calles que circundan la plaza de san Juan. A las 5 carreras de bicicletas en el trayecto comprendido entre la presa de Pinto y el “Circulo Agrícola”. Se adjudicarán cuatro premios a los vencedores. Dichos premios se expondrán anticipadamente en el escaparate del establecimiento de D. Juan Blanco. A las 8 de la noche, Cinematógrafo público en la calle de Pedro Marichal iluminación y paseo en la plaza de San Juan. Todos estos actos serán amenizados por la banda de música municipal».

Curiosamente ese año la festividad de san Juan en el calendario oficial se trasladó al domingo 28 de junio. Salvo la novedad de la “batalla de serpentinas” y el cinematógrafo, las fiestas patronales, aún con el alto presupuesto destinado, sólo lograron destacar con respecto a las de sus barrios, por la inauguración de la luz eléctrica el martes 23 de junio y por la gran cantidad de visitantes que se reunieron en Arucas esa “iluminada” noche de la víspera. Una vez más los vecinos de los barrios lograron mayor éxito festivo con su esfuerzo personal, que el ayuntamiento en las patronales con su esfuerzo económico.

«La fábrica o central se ubicó al principio en la calle de Cerrillo en un edificio para este fin construido. Se disponía de una dinamo accionada por un motor Tangyre a gas pobre y su primer director fue don Anselmo López Thomas».

El domingo 28 se puso la primera piedra de la Ermita de la Santidad bajo la advocación de la Virgen del Carmen, asistiendo el Obispo Marquina y el Delegado del Gobierno Manuel Luego, que había requerido al ayuntamiento para que junto a la misma se construyera la prometida escuela pública.
 
Iglesia de Santidad (laestrellaquenosguia-com)
La celebración oficial ese domingo de la festividad de san Juan, concentró mucha actividad en Arucas, pues además de la primera piedra de la ermita de la Santidad, el Teatro Circo organizó una riña de gallos entre los partidos de Arucas y Montaña Cardones que atrajo muchos seguidores por la fuerte competencia que ambos partidos sostenían. También coincidió ese domingo en Arucas la excursión de los Exploradores de España que llegaban a las 9 de la mañana, siendo recibida por la banda de música en la calle de León y Castillo, y trasladándose luego a la explanada de la Azucarera de San Pedro donde tuvo lugar el almuerzo de campaña. En la noche del domingo el Obispo se trasladó a Montaña Cardones donde durmió para continuar al día siguiente su visita pastoral por el norte de la isla.

«A los extremos opuestos de la Santidad se habían levantado con palmeras, cortinas y ramajes dos capillas y en sus altares, entre plantas, luces y flores, se hallaban colocadas imágenes de la Virgen del Carmen, Patrona del Lugar. Una calle adornada de palmas, arcos y banderas, atravesando el pueblo de una capilla á otra, que fueron visitadas entre vítores incesantes por los Sres. Obispo y Delegado que apenas podían abrirse paso entre la multitud entusiasmada.

Bendijo solemnemente la piedra de la ermita el Dr. Marquina colocándola entre él y el Delegado del Gobierno. En ella se puso el acta firmada por las autoridades y los vecinos. Don Manuel López pronunció en nombre de los vecinos de la Santidad un hermoso discurso de salutación y bienvenida siendo intérprete, en elocuentes párrafos de la gratitud de aquellos vecinos para el Delegado del Gobierno, verdadero bienhechor de los necesitados, y para el insigne Prelado cuya caridad y amor para este pueblo no tienen límites.

El Sr. Luengo recogió en un discurso lleno de sinceridad y elocuencia el entusiasmo que palpitaba en aquellos nobles y patriotas vecinos á quienes prometió todo su apoyo en defensa de sus intereses y su más decidida cooperación en cuantas obras beneficiosas tuvieran que emprender. Los aplausos y aclamaciones tributados al Delegado del Gobierno volvieron á acoger el discurso lleno de unción evangélica del Obispo».

También en este mes celebró sus fiestas la costa del Bañadero en honor al patrono san Pedro con dos días de festejos.

«Día 28.- A las doce repique de campanas, cohetes y gigantes y cabezudos recorrerán las calles. Par la noche fuegos artificiales, paseo, música y cinematógrafo al aire libre.

Dia 29.- Por la mañana diana. A las diez función religiosa estando el panegírico a cargo de un distinguido orador. A las cuatro paseo y a las ocho fuegos y cinematógrafo».

A finales de junio el ayuntamiento se veía en la extrema necesidad de ampliar la capacidad del cementerio municipal, y adoptó el acuerdo de construir treinta y dos nichos con un presupuesto de 1.990 pesetas.

El domingo 19 de julio, se celebraba oficialmente la festividad del Carmen, y el barrio de Santidad celebraba su fiesta con la primera misa en el lugar donde se erigía la ermita por iniciativa del Delegado del Gobierno Manuel Luengo, para quien los vecinos habían solicitado al ayuntamiento la nominación de una calle, al igual que para el Obispo Marquina que puso la primera piedra, y a quien el ayuntamiento ya había remitido el expediente para la aprobación de la escuela pública en los aledaños.

«El barrio estaba todo adornado, asi como la casa donde se establecerá la escuela iniciada también por el señor Luengo, digno de la mayor gratitud de este vecindario por su celo y entusiasmo en todo lo que sea beneficioso para estos pueblos. A las 7 llegaron en automóvil los Sres. Delegado y Dean de Canarias Don Pablo Rodríguez que venía en representación del Sr. Obispo. El recibimiento fué entusiasta. Música, cohetes voladores y vivas constantes al Sr. Luengo para quien tantas deudas de gratitud tiene el vecindario de la Santidad.

Ofició el Sr. Dean de Canarias en un altar hermosamente adornado con banderas, palmas y ramajes, donde se había colocado la imagen de la Virgen del Carmen. Todo el pueblo, emocionado, oyó la misa. La junta de defensa y el Alcalde del lugar acompañaban á la autoridad civil. Pronunció el Sr. Dean un elocuente sermón. Dijo que había tenido la honra de celebrar allí la primera misa en nombre y representación del insigne Prelado de la Diócesis quien no asistía porque otras ineludibles atenciones de su alto ministerio le retenían en Las Palmas».

En la presión que venía ejerciendo Francisco Gourié Marrero sobre la fiscalidad sobre el azúcar, debió influir cerca de sus amigos en el ayuntamiento, quienes en la sesión del 24 de julio adoptaron el acuerdo de «Dirigir respetuoso telegrama al Excmo. Sr. Ministro de Hacienda significándole los graves perjuicios que en pos de sí trae para esta localidad la inmediata vigencia de la ley de 15 del corriente, modificando la tarifa relativa al impuesto sobre el azúcar».

El 28 de julio tuvo lugar la declaración formal de guerra entre Austria y Serbia, con la que se iniciaba la llamada Primera Guerra Mundial o la Gran Guerra europea, por ser Europa el gran escenario de la misma. Su evolución, aunque España se mantuviera neutral, tuvo consecuencias muy negativas para las islas por afectar a los países destinatarios de los productos que se exportaban, además de afectar al tráfico marítimo por el permanente hostigamiento sobre los buques de bandera de los países enfrentados, aunque no fueran de sus respectivas armadas navales, pues se persiguió el desabastecimiento con el acoso a los barcos de transporte de mercancías.
 
El Vapor Arucas (Fedac)
Ya a mediados de este mes era conocido que la línea frutera alemana Oldeburg Portugiesische Dampfschiffs Rhederey, habían bautizado uno de sus nuevos vapores con el nombre de “Arucas”, y que en este tiempo zarpaba del puerto de Hamburgo esperándose su arribada a Gran Canaria el 8 de agosto. Al tratarse del primer viaje, sus Consignatarios Woermann Linie tenían previsto dar «un té á bordo, á las 4 de la tarde de dicho día, á muchas familias de Las Palmas».

En los primeros días de agosto, el escenario de la guerra austro-serbia empezaba a complicarse, cuando desde Berlín ya se decía abiertamente que la posición de Alemania se correspondía con la de Austria; desde San Petersburgo llegaban noticias de que el Zar de Rusia estaba cansado de siete años de continuos hostigamientos y que había ordenado la concentración de tropas en la frontera con Austria; Belgrado soportó un bombardeo, en el que se dijo que participaron aviones alemanes, que causó especiales destrozos en un banco franco-serbio; en París se quemaban banderas austriacas y se daban vivas a Rusia y a Francia; en Alemania el pueblo vitoreaba al Káiser y al Emperador de Austria; las grandes potencias hacían acopio de carbón para sus armadas. Llegaban las primeras noticias de Berlín que «el Embajador de Inglaterra en aquella capital visitó al Ministro de Estado alemán entregándole en nombre de su Gobierno, la declaración de guerra, y pidiendo sus pasaportes. La actitud de Inglaterra obedece á que pidió á Alemania, en plazo perentorio, que renunciara al propósito de invadir á Bélgica, respetando la neutralidad en que quiere permanecer esta nación».

Los periódicos locales reproducían artículos internacionales dando cuenta del poder militar que respaldaba a las distintas alianzas:

«La Triple Entente y la Triple Alianza. Según estadística que publica “Le Gaulois”, las fuerzas militares y navales de la Triple Entente son las siguientes: Francia, cuatro millones de hombres; Inglaterra, 600.000, y Rusia, seis millones. Francia, 382 unidades navales; Inglaterra, 489, y Rusia, 173.

Fuerzas de la Triple Alianza: Alemania, cinco millones de hombres; Italia, 1.500.000, y Austria-Hungría, 1.400.000. Alemania, 296 unidades navales; Italia, 161, y Austria-Hungría, 105».

Los efectos de la guerra en la isla no se hacían esperar, y una buena descripción la daba el periódico “Diario de Las Palmas” en su edición del miércoles 5 de agosto:

«Las casas carboneras aquí establecidas han dejado en suspenso los contratos de suministro de carbón á los vapores, pues parece que en una de las cláusulas de los mismos se determina esa suspensión por causa de guerra.

De modo que el puerto se paraliza no solo por la no concurrencia de vapores, como decíamos ayer, sino porque no habrá carbón que suministrarlos, sino en casos excepcionales.

No solo en Las Palmas sino en los pueblos del interior sigue la paralización de los trabajos, especialmente los agrícolas y los que se relacionan con la exportación de frutos. Muchos obreros son despedidos por este motivo.

En el mismo puerto se nota ya la paralización. Como las últimas noticias hablan ya de que es inminente que Inglaterra declarará la guerra á Alemania, seguramente dejarán también de navegar los vapores ingleses y también será casi nula la exportación de nuestra fruta á Inglaterra sino se fletan vapores de naciones neutrales. Los artículos de primera necesidad siguen subiendo lo mismo en Las Palmas que en los pueblos del interior».


Tras la llegada a puerto del vapor “Arucas” el 8 de agosto no se celebraron los actos previstos, como consecuencia de la propia Gran Guerra ya declarada, al ser de bandera alemana por pertenecer a una frutera de dicha nacionalidad, al igual que la consignataria hamburguesa Woermann Linie que operaba con las colonias bajo protectorado alemán en África Sudoccidental. La posición neutral española, y la fuerte presencia de una gran colonia inglesa en la isla, muy vinculada al tráfico marítimo, al comercio y a las carboneras, desaconsejaban cualquier acto que pudiera entenderse a favor de alguna de las alianzas.

Precisamente el vapor “Arucas” que se mantenía fondeado en el puerto de Santa Catalina, participó por aquellos días en una acción de auxilio de guerra, en las aguas próximas a Canarias. 

Según parece, el sábado 22 de agosto el vapor “Arucas” zarpó del puerto con destino a la costa africana, y era conocida la presencia en la costa africana del llamado “Corsario Káiser”.

«El “Kaiser Wilhelm der Grosse” era un trasatlántico alemán moderno de 25 mil toneladas y un andar de 23 millas por hora, mandado por el experto marino H. Rehm. Este buque mercante, al declararse la guerra entre Alemania, Francia ó Inglaterra, ha aparecido armado de corzo en el Atlántico. Montaba varios cañones manejados por artilleros alemanes, y en su tripulación figuraba oficialidad de la marina de guerra alemana. Rehuyendo el encuentro con los buques de guerra ingleses, gracias á su mucho andar, ha venido cruzando los mares de estas islas persiguiendo y echando á pique varios vapores».

Se conocía del apresamiento por el mismo del vapor inglés “Galician”, dándole la libertad al comprobar que el pasaje eran mujeres y niños, del apresamiento y hundimiento con explosivos del pesquero inglés de tres palos “Jubal Cain”, al igual que del mercante inglés “Kaipara” de 9.000 toneladas, propiedad de la “Compañía New Zealand y Cia.”, y del  paquete, también inglés, “Nyanga” de 5.000 toneladas, de la “Compañía Elder”.

Corsario Kaiser
La actuación del “Corsario Káiser” originó su persecución por los buques de guerra ingleses, pero la había burlado y se había refugiado en la costa vecina de África llevando á bordo á todos los tripulantes de los vapores ingleses que había echado a pique.

«El sábado salió de este puerto el vapor alemán “Arucas” que hacía muchos días se hallaba aquí fondeado, y la mañana del martes llegó uno de los buques de guerra ingleses que se hallan en estas aguas, el crucero “Highlfyer”, con 400 tripulantes, quien después de tomar carbón salió por la tarde con rumbo desconocido.

Cerca de la costa de África, al abrigo de una ensenada al Sur de nuestra colonia de Río de Oro, estaba el “Kaiser” anclado, rodeado de los vapores alemanes “Magdemburgo”, “Bhetania” y del “Arucas”. A este vapor, que se hallaba al costado del corsario, trasbordó el “Kaiser” los 116 tripulantes ingleses que llevaba de los vapores “Nyanga”, “Kaipara” y los 14 del “Jubal Cain”.

Se hallaban en esta operación cuando apareció el crucero inglés “Highflyer” intimando la rendición al “Kaiser”. El capitán del “Kaiser” dispuso que precipitadamente pasaran á bordo del ”Arucas” setenta y siete marineros alemanes dejando solo á bordo del “Kaiser” la gente necesaria para el manejo de los cañones. Esto ocurría á la 1 y media del día 26. Los vapores cortaron sus amarras y se separaban del “Kaiser” por orden del capitán de este buque cuando el crucero inglés rompió el fuego. Una bala alcanzó al “Magdemburgo” y dos al “Kaiser”, una en la proa, que la averió, y otra en el centro destrozándole el puente. Los vapores mercantes alemanes “Magdemburgo”, “Bhetania” y “Arucas” pusiéronse en precipitada fuga.

El “Arucas” izó bandera blanca, pero pudo escapar y llegar á este puerto. El “Kaiser” presentó combate al crucero inglés negándose á rendirse, y le disparó con sus cañones, pero al poco tiempo este gran trasatlántico, destrozado por los cañones del “Highfyer” se hundió en el mar. El “Magdemburgo” traía explosivos.

MÁS DETALLES. A bordo del “Arucas” se trasladaron esta mañana la Sanidad marítima y las autoridades de Marina para instruir las diligencias del caso».

En el año 2013 el ministerio de Cultura marroquí anunciaba a bombo y platillo el descubrimiento en las ría de Dajla, antigua Villa Cisneros, de los restos del trasatlántico alemán “KaiserWilhem der Grosse” (Kaiser Guillermo el Grande). Lo publicitaron como un gran descubrimiento del gobierno marroquí. En su proyecto estaba crear una comisión para rescatar el barco con dinero de la UNESCO a la que intentaban implicar en el proyecto.
 

A finales de agosto el ayuntamiento aprobaba el expediente «para la práctica del repartimiento, entre los labradores necesitados, de la cantidad de trece mil cuatrocientas cuarenta y seis pesetas y noventa y ocho céntimos existentes en las Arcas del Pósito de esta ciudad».

Pero una buena noticia por lo que suponía de línea de préstamos baratos a favor de los agricultores tan apretados por el conflicto bélico, -que si bien apreciaba la bajada del precio del agua por la escasa demanda, no trasladaba ningún beneficio por la fuerte caída de los precios del plátano por el exceso de oferta al cerrarse la exportación-. La mala noticia que acompañaba a la buena la fuerte subida fiscal, rescatando aquella que años atrás había sido revocada por Gobernador Civil al ser extemporánea al presupuesto al que se aplicaba. Se habían aprendido la lección y aprobaban de nuevo la dura norma fiscal para su aplicación al presupuesto del siguiente ejercicio 1915:

«Recargar las cuotas de la contribución industrial y de comercio de todos los industriales de este término municipal, hasta el treinta y dos por ciento, aplicándose dicho recargo a cubrir el cupo del Tesoro señalado a esta Ciudad y las atenciones municipales».

Lo más que interesaba al alcalde Antonio Codorniú Rodríguez y su corporación era el apéndice de “y las atenciones municipales”, pues el presupuesto estaba con los ingresos mínimos para sostener la estructura mínima municipal.

A mediados de septiembre tenía lugar el matrimonio de Carmen Fernández de Madan, sobrina de Ramón Madan Uriondo, con el letrado Felipe Massieu de la Rocha , quien heredaría al fallecimiento de su tío el título de Marquesa de Arucas. La boda tuvo carácter íntimo por el reciente luto de la familia Madan.

Las presiones de Francisco Gourié Marrero sobre la desgravación fiscal del azúcar se habían intensificado, y en la sesión de la Comisión Permanente del Cabildo de la que era miembro nato, celebrada el 5 de octubre, volvía a tratarse a petición de información del Gobernador Civil, retomándose los viejos argumentos tanto en su defensa como en su ataque.

«La Comisión Permanente en vista del oficio del Gobernador civil pidiendo informe sobre las ventajas e inconvenientes de la desgravación del azúcar abrió una información pública, por el término de 15 días.

En el acta de la Comisión Permanente del 23 de Septiembre se hace constar que con el acuerdo abriendo la información pública no se ha tratado de contradecir los acuerdos de la Corporación, sino de someter este asunto a estudio en su nuevo aspecto. A la información pública han acudido cuatro Ayuntamientos.

El Ayuntamiento de Teror dice que debe desgravarse el azúcar; pero cree conveniente que se haga por rebajas graduales en cuatro años, para dar tiempo a la sustitución del cultivo de la caña por otros.

El Ayuntamiento de San Lorenzo dice, que debe desgravarse el azúcar porque han desaparecido las causas que existían para el cultivo en grande escala de la caña, y han disminuido mucho las plantaciones de caña.

El Ayuntamiento de Arucas dice que en aquel término municipal hay actualmente plantadas de caña grandes extensiones de terreno y que la desgravación del azúcar causará la ruina de muchos agricultores y la muerte de la industria dé la fabricación del azúcar que se había creado al amparo de una ley. Si la desgravación se lleva a efecto había que reemplazar el cultivo de la caña por el del plátano, hoy en baja, y por otros menos renumeradores, que acabarán con la riqueza de aquel pueblo por el fabuloso precio que alcanzan las aguas. Con los golpes últimamente sufridos por esta industria se ha acentuado el malestar que perjudica en general a todos los canarios.

El Ayuntamiento de Las Palmas dice que es de gran conveniencia para el país la desgravación del azúcar, pues, tuvo por objeto el gravamen protector beneficiar a la agricultura canaria cuando no tenia otros cultivos mas utilitarios, pero, actualmente las plantaciones de caña son escasas, la producción del azúcar es infinitamente inferior al consumo, el precio del artículo, declarado de primera necesidad, y es doble del que debiera tener. Con el fin de que el Tesoro no pierda sus ingresos podría compensarse la pérdida elevando el gravamen de los alcoholes, que está autorizado por la ley.

Habla el Sr. AGUILAR en defensa de la Comisión Permanente de los ataques que se le han dirigido por haber abierto la información pública. La Comisión Permanente al conocer la Real orden rebajando el impuesto sobre el azúcar peninsular se encontró con que el acuerdo del Cabildo era inútil. La Real orden habia destruido la riqueza de la isla, sin beneficio ni rebaja de precio para el consumidor. Todo el beneficio se reserva integro a la Azucarera española.

Este factor nuevo en la cuestión varió los términos en que estaba planteada y para cumplimentar la orden del Gobernador civil se abrió la información pública.

La Permanente no ha tomado acuerdo prejuzgando la cuestión sino que en vista de la orden del Gobernador, como el asunto tiene ahora otro aspecto, abrió la información pública para presentar al pleno del Cabildo la opinión dominante.

Lo que dice el Sr. Ramirez en su comunicación es hasta incorrecto. Por que decir que hemos puesto en entredicho al pleno de la Corporación y hablar de atentados...

El PRESIDENTE ruega al Sr. Aguilar que no se ocupe del oficio del Sr. Ramirez porque está reservado para dar cuenta de él al Cabildo.

El Sr. AGUILAR agrega que para él la actitud de la Comisión Permanente es perfectamente legal y está ajustada al caso. Es cuanto tiene que decir con referencia a la conducta de la Permanente. Respecto al fondo del asunto, a la desgravación, se reserva para hablar en la sesión del Cabildo en pleno.

El Sr. ZÁRATE hace historia de la constitución del trust de azucareros españoles que se fundó para salvar la grave crisis que atravesaban las numerosísimas fábricas azucareras que había en la Península. El que habla opinó cuando se trató anteriormente de este asunto que debía solicitarse la desgravación total y general de los azucares, asi peninsulares como extranjeros. De lo contrario, dijo, sería, enemigo acérrimo, de la desgravación. Y lamenta haber sido profeta.

En la instancia del Cabildo se tuvo buen cuidado de recalcar aquellos extremos. Pero, ahora, con motivo de la guerra las cámaras Agrícola y de Comercio y el Cabildo de Tenerife y la sociedad “Nueva Aurora”, de Las Palmas, pidieron, circunstancialmente, la desgravación de los azucares peninsulares.

Desde que vio esto el presidente del Sindicato de azucareros españoles señor Sánchez de Toca se agarró ahí y ha obtenido la Real orden. Ei azúcar peninsular puesto franco bordo Las Palmas cuesta a 89 pesetas los 100 kilos, mas tres pesetas que ocasionan los gastos de desembarque, impuestos y acarretos, mas las 25 pesetas de derechos de Puertos francos.

De manera que el azúcar peninsular entra libre porque deja de pagar el impuesto de 25 pesetas de fabricación, el consumidor no obtiene ningún beneficio y el pais se arruina, después de haber gastado miles de duros en establecer el cultivo y montar fábricas. Esto es lo grave.

Si la rebaja hubiera sido general, también moría la industria, pero, en cambio, se beneficiaba grandemente al consumidor. De esto es de lo que debemos protestar. Es también de lamentar que habiéndose invitado a todos los Ayuntamientos y cámaras Agrícola y de Comercio y otras entidades no hayan concurrido sino cuatro Ayuntamientos a la información. Porque hasta pudiera ser esto objeto de ciertas interpretaciones en los centros superiores.

Propuso y se acordó reservar, al Cabildo íntegramente este asunto».

El periódico “Diario de Las Palmas” en su edición del 7 de octubre, publicaba un suelto que suponía la aparición de una figura del transporte público de personas que con el paso del tiempo se haría muy popular y que daría nombre a una pequeña flota de automóviles que eran llamados “Los piratas”, donde unos se anticipaban a la salida de los coches de hora, y estos a su vez modificaban sus horarios para contrarrestar.

«La autoridad gubernativa se ha dirigido á las empresas de automóviles de hora para que la salidas de los coches lo hagan á aquellas horas que tienen anunciadas; así como también se ha solicitado de la empresa llamada de los “Azules” para que informe sobre la conducta de los cobradores exigiendo al pasage la promesa de hacer el viage de regreso en aquellos que hacen los de ida; también se ha dirijido al Sr. Alcalde de Arucas para que, de existir este abuso lo prohíba terminantemente y adopte aquellas medidas que crea necesarias, extrañándose dicha autoridad que estas denuncias no se hagan directamente por los interesados á la Delegación, con objeto de imponer los correctivos que procedan.

A pocos meses del inicio de la “Gran Guerra”, se agudizaba la crisis entre los agricultores de Arucas por la caída de los precios de los productos como consecuencia inmediata de la suspensión de las exportaciones, y algunos aprovechaban tal situación para manifestar su opinión contraria a la desgravación del azúcar, tratando de hacer converger la secuelas de los distintos cultivos. “Diario de Las Palmas” publicaba la carta remitida desde Arucas por un agricultor en tal sentido, agricultor que no parece responder al perfil de aquel pequeño agricultor que había sustituido el cultivo de la caña por el plátano.

Sr. Don Rafael González Díaz. Muy Sr. mío: He leído con todo detenimiento sus razonados artículos sobre la depreciación de los plátano, y el oscuro horizonte que se descubre para este, antes poderoso cultivo, y hoy por desgracia nuestra, decadente.

Yo soy agricultor en modesta escala, y he seguido con interés la lectura de sus escritos por que los encuentro ajustados á la verdad, y por que, como Vd., opino y como Vd. temo, que aquellos precios no volverán; eso me duele creerlo por que en mi pequeñez, esa crisis me afectará hondamente, quizá más que á los grandes agricultores, por que estos pueden defenderse mejor.

Me impulsa á escribirle esta carta el deseo de felicitarle y animarle para que siga tratando este tan vital asunto para nuestra agricultura, que se vé amenazada por la depreciación de la caña, que puede evitar y yo lo creo, una pavorosa crisis agrícola.

¿Qué desean los que piden la desgravación de los azúcares? ¿Qué se consuma más barato? La idea es muy buena, deliciosa, como lo sería igualmente el que se abaratase la carne, el maiz, pescado, patatas etc. y que desapareciesen los impuestos que nos esprimen; ¡eso sería una felicidad!; pero si por conseguir esa rebaja, ella trae aparejada la ruina, un mal mayor ¿para qué nos servirá esa rebaja?

Los que piden y claman por esa rebaja, yo creo que no han pensado el daño enorme que puede causar á esta tierra, y si esos Sres. lo mismo particulares que corporaciones, lo han meditado y lo han hecho á sabiendas, hay que convenir que todos los crímenes no los castiga el código.

Saben todos, lo mismo los ricos que los pobres (estos principalmente, en nombre da los cuales se piden tantas cosas, que á ellos no llegan) lo que será este país, anémico el cultivo  de los plátanos y muerto el de la caña? Pues, que volveremos á aquellos tiempos de la caída de la cochinilla, en los que el jornal más beneficiado del bracero, solo llegaba á un tostón, y aún ese jornal llegó á pagarse la mitad en dinero y la otra mitad en millo, (porque las cosechas de este grano no tenían salida), y en el cual tiempo eran miles las familias que iban á otros países á buscar el pan de la emigración, que comían mezclado con amargas lágrimas. En esa época de triste memoria, recuerden los artesanos como estaban los oficios todos, ¡No hace tantos años! Muchos, muchísimos, debe haber que lo recuerden.

¿No se han fijado ni pensado, los pueblos de las alturas de esta isla, que la riqueza de las costas hace ricas las medianías? ¿No piensan que por estar los terrenos más privilegiados (por ser en inmediaciones de las costas), dedicados á cultivos especiales, los frutos ordinarios de los suyos, y la criazón de ganados, han tenido y tienen hasta el presente, más valor?. No obstante, esos pueblos han sido de los que han pedido la desgravación del azúcar, por que según ellos ningún interés agrícola ni industrial les ligaba con la caña ni con los azúcares!.

¿No han pensado esos mismos pueblos que matando el cultivo de la caña mataron también el cultivo posible de la remolacha, que tan beneficiosos resultados pudieran dar en su día, á esas regiones altas, verdaderas zonas para el cultivo de esta planta, según se ha demostrado por las varias experiencias que se han hecho?

Seguro que no lo han pensado, por que de otra manera, hubieran previsto la riqueza que para ellos representaría la implantación de este cultivo, que tan rico producto dá, según los diferentes ensayos que de distintas zonas se han hecho. Ya ven el error en que están esos pueblos.

Dice Vd. Sr. González Díaz, que esta campaña va, más bien contra los industriales que contra la industria (creo que dice Vd. una verdad como un templo) y que á esos industriales se les llama “cuatro vividores”, y yo como Vd. me pregunto ¿por qué?....

Yo ha leído en un periódico, que quiere pasar por espejo de justicia y legalidad, llamarles hasta “malvados” y otras lindezas. No sé lo que pasará en otras regiones, por que bastante tengo con conocer un poco la mia; pero en esta veo que esos “malvados”, siempre están en primera línea cuando se trata de acudir á un beneficio general y, sobre todo, para favorecer al obrero; y ahora mismo en la presente paralización, ellos han abierto trabajos donde encuentran ocupación muchos trabajadores, y hay que advertir que muchos de esos trabajos no son perentorios y que podrían pasarse sin ellos, y los han hecho para dar cabida á jornaleros parados que se lo suplican. Recuerdo que ellos han contribuido, dentro de la Heredad, apoyando los deseos de su presidente, para que esta Corporación no suspenda los trabajos que tiene emprendidos, protegiendo asi al trabajador.

Esos son los “vividores”, esos los “malvados”. ¡Debiéramos tener muchos del mismo patrón!

Resultado final: que morirá la industria del país y por consiguiente el cultivo de la caña (muerto por el país mismo); en cambio se rebajan los derechos del azúcar peninsular que entrará aquí con bandera desplegada, protegido por el acerado escudo del “trust” azucarero y sus omnipotentes miembros y que el mismo país, á pesar de haberse causado su ruina, seguirá consumiendo el azúcar ahora de remolacha, al mismo precio; con la diferencia de que antes al dinero quedaba aquí profusamente repartido, y ahora se va para allá para no volver, siendo otra sangría más que nos va dejando sin dinero.

¡Pueden bañarse en agua de rosas los causantes de esta super beneficiosa reforma, por que han conseguido laminar á esos “vividores” y “malvados” industriales, sin beneficio alguno para el consumidor!

Le escribo esta carta con la esperanza de que la opinión, como Vd, dice, extraviada, vea el peligro que corre, y rectifique, si aun fuera tiempo.

Un agricultor. Arucas, Octubre 13 de 1914».

Se había posicionado “Diario de Las Palmas” a favor de la lucha de Francisco Gourié Marrero contra la llamada “desgravación” del azúcar, como buen órgano “leonino” y no dudaba en manifestar en sus editoriales tal planteamiento, y el 20 de octubre se significaba por la Azucarera de San Pedro al destacar “La importancia de nuestra industria azucarera” los firmados por Rafael González Díaz.

«La fábrica de San Pedro, de Arucas, extiende sus compras á los pueblos de Moya y Teror. Me aseguran que en el primero de estos pueblos van extendiéndose rápidamente las plantaciones. No disponía hasta hace poco de vías normales y cómodas de comunicación con Las Palmas; hoy, casi terminada la carretera que con Las Palmas le comunica, se lanza animado á la obra, y el área del cultivo de la caña dulce crece allí.

En el de Teror, cuando la carretera que le unirá á Arúcas, ya muy avanzada en su construcción se termine, podrá y deberá desarrollarse grandemente aquel cultivo. La zona es apropiada, como pocas. Teror no sólo podría beneficiarse cultivando la caña de azucaren sus tierras, sino que, además, le sería fácil plantar remolacha en la mayor parte de ellas, obteniendo inmensos beneficios.

Por eso me sorprendió extraordinariamente saber que el Ayuntamiento de la hermosa Villa había sumado su protesta á la de los que quieren destruir la fuente de riqueza del cultivo azucarero. Tal actitud es absurda: arguye una completa ignorancia del problema agrícola en su aspecto local, ó una ligereza inconcebible. El mismo concepto me merecen loa informes de otros Ayuntamientos rurales pidiendo la desgravación, contra sus propios intereses. No han sabido lo que han hecho».

La crisis en Arucas se agravaba y el 12 de noviembre el períodico “El Progreso” sorprendía con un pequeño suelto que retrataba una situación verdaderamente alarmante para Arucas «La crisis obrera. Corre el rumor de que el único trabajo de construcciones que hoy se realiza en Arucas, el de la nueva Iglesia, va a quedar paralizado por falta de recurso».

El 16 de noviembre publicaba “La Provincia” la crónica de su corresponsal en Arucas quien abundaba más en la crisis económica y dibujaba un escenario de desolación.

«Desastrosas son las cuentas de venta de los plátanos enviados últimamente a las plazas de Londres y Liverpool. Según cartas de las casas consignatarias la mayor parte de la fruta llega en malas condiciones, y en las liquidaciones de la que se vende experimentan siempre los exportadores pérdidas considerables.

Ningún pueblo de la isla se encuentra tan hondamente afectado por la guerra actual como Arucas, cuya vida depende de la exportación de frutos. Da lástima ver las propiedades cargadas de hermosos racimos, sin que nadie los quiera. El exceso de producción tiene abarrotados de fruta los almacenes y las casas particulares. Con fruta se alimenta el ganado y aún sobra para hacer estiércol.

Los hombres ricos, aquí labradores todos, agobiados por la tremenda crisis que atravesamos, tienen necesariamente que recurrir al crédito para sufragar los gastos del cultivo, y los mas afortunados o previsores están consumiendo sus reservas de años pasados.

Si esta situación se prolonga un año —todos creen que no cesará antes la guerra— tendremos que lamentar grandes quebrantos y pérdidas de fortunas acumuladas a la sombra de la producción agrícola, que, tan súbitamente, se ha depreciado».

En este ambiente de profunda crisis de la agricultura local, sector que tanto había aportado al crecimiento demográfico de Arucas, que tanta riqueza había generado para sus vecinos, para desespero, lo poco que se exportaba sufría las consecuencias del acoso al transporte marítimo, alterando las rutas, prolongando indefinidamente el tiempo de la travesía, haciendo perecer la fruta que había sido embarcada con esmero y delicadeza. Asi se alargaba un final de año, que cada día se volvía insoportable, hojeando los periódicos por ver si la barbarie de la Gran Guerra llegaba a su término.

Pero día a día, las pocas esperanzas de que los hombres solucionaran sus diferencias de origen, religión o raza en paz, se disipaban y los problemas económicos aquí se agudizaban. Muchos emprendían de nuevo el camino de la emigración, y ya empezaban a ser más seguidos y conocidos los viajes del magnífico vapor “Valbanera” de la Compañía Pinillos, en ruta de Barcelona a La Habana y Puerto Rico, en tránsito por las islas ofertando plazas para pasaje, al tiempo se iban olvidando las salidas de los buques de las consignatarias inglesas y alemanas que llevaban los huacales con la “banana” canaria a Europa. Así acaba un año, un mal año para el recuerdo, sin conocer que vendría después.


No hay comentarios:

Publicar un comentario